Especialista en Técnicas de Imagen por Resonancia Magnética

 Especialista en Técnicas de Imagen por Resonancia Magnética

Si deseas crecer  y evolucionar profesional y personalmente, el SENA SOFIA PLUS te abre la ventana al futuro para que logres tus objetivos de vida.

El SENA SOFIA PLUS, tiene en estos  momentos el curso de  Técnicas de Imagen por Resonancia Magnética, en solo 100 horas puedes conocer lo que significa trabajar con estas máquinas.

Las imágenes por resonancia magnética,  producen mejores ilustraciones de los órganos y el tejido blando que otras técnicas de exploración como, por ejemplo, la exploración por tomografía computarizada o la radiografía.

Son especialmente útiles para crear ilustraciones del cerebro, la columna vertebral, el tejido blando de las articulaciones y el interior de los huesos.

Asimismo se llama imágenes por resonancia magnética nuclear, IRM, y IRMN.

Imágenes anatómicas

Es un conjunto de técnicas de imágenes no invasiva que produce imágenes anatómicas tridimensionales detalladas, sin el uso de la radiación dañina.

Se utiliza frecuentemente para la detección de enfermedades, el diagnóstico y el monitoreo de tratamientos.

Se fundamenta en una tecnología sofisticada que estimula y detecta el cambio en la dirección del eje de rotación de protones que se encuentran en el agua que compone los tejidos vivos.

Se toca una corriente de radiofrecuencia a través de un paciente, los protones son estimulados y giran fuera de equilibrio, luchando contra la fuerza del campo magnético.

Se extingue el campo de radiofrecuencia, los sensores de IRM son capaces de detectar la energía liberada mientras los protones se realinean con el campo magnético.

El lapso que tardan los protones para realinearse con el campo magnético, así como la cantidad de energía liberada, cambian dependiendo del entorno y la naturaleza química de las moléculas.

Propiedades magnéticas

Los galenos son capaces de identificar la diferencia entre los varios tipos de tejidos basándose en estas propiedades magnéticas.

Para obtener una imagen por IRM, se coloca a un paciente dentro de un imán muy grande y debe permanecer inmóvil durante el proceso para que la imagen no salga borrosa.

Los intermedios de contraste (que a menudo contienen el elemento gadolinio) se pueden administrar al paciente por vía intravenosa, antes o durante la IRM.

El raciocinio, la médula espinal y los nervios, así como los músculos, ligamentos y tendones se ven mucho más claros con la IRM que con los rayos X y la TC reglamentarios; por esta razón la IRM se utiliza con frecuencia para obtener imágenes de lesiones de rodilla y de hombro.

Matricúlate en el SENA SOFIA PLUS.