Pavimentos de Hormigón Impreso

Ejecución de Pavimentos de Hormigón Impreso 

La edificación y obra civil, es necesario conocer los diferentes campos en las operaciones auxiliares de acabados rígidos y urbanización, dentro del área profesional albañilería y acabados.

El presente curso del SENA SOFIA PLUS, spretende aportar los conocimientos necesarios para la ejecución de pavimentos de hormigón impreso.

El proceso llamado hormigón estampado, consiste en la tecnología que permite usar moldes para imprimir formas o figuras, colorear y endurecer, pavimentos de hormigón en su estado plástico.

El pavimento de hormigón impreso o estampado, es un pavimento continuo texturado y coloreado, con el fin de imitar a cualquier tipo de piedra, adoquín,   pizarra, piedra de cantera y en general cualquier tipo de pavimento que se pueda imaginar, logrando de tal forma la textura y el tono que solo los profesionales pueden distinguir un hormigón impreso de una piedra natural.

El mortero coloreado impreso también es aplicable sobre fachadas, obteniendo como resultado una imitación a ladrillo caravista, o cualquier otro modelo de piedra abaratando costes y con un óptimo resultado en cuanto a calidad y durabilidad se refiere.

Los pisos de hormigón estampado, se instalan sobre terreno compactado o sobre  losa, en aplicaciones comerciales, residenciales, industriales y públicas, en obras tales como accesos, veredas, piscinas, terrazas, plazas, etc.

Ventajas del Hormigón Estampado

Tenaces y durables: El hormigón estampado, es un sistema que parte de una superficie de hormigón fresco, que permite obtener una superficie continua de alta calidad y durabilidad.

¿Cuáles son las características y propiedades del hormigón impreso?

El hormigón impreso es un material duradero y resistente prácticamente a todas las situaciones (agresión química, frotado, calor, agentes ambientales…).

¿Cuáles son sus ventajas como pavimento?

Cuando se vaya a  pavimentar un suelo con hormigón es que este se puede preparar en el momento y en el mismo lugar donde vaya a aplicarse.

Es un basto increíblemente económico, el metro cuadrado suele rondar los 25 o 30 euros, pudiéndolo encontrar hasta en 18 y 40 euros según nuestras preferencias en cuanto a textura, color, estampado y otros condicionantes.

No es tan decorativo como otros materiales para pavimentar, lo cierto es que con el paso del tiempo se le han conseguido dar diferentes acabados algo más estéticos.

Tiene resistencia al fuego, por lo que impide su propagación.

Si no se somete a una excesiva fuerza mecánica, el suelo durará muchísimo más que cualquier otro tipo de suelo.

Aunque no es especialmente resistente a la tracción, si incluimos varillas de acero en su interior, este pequeño inconveniente se volverá una ventaja, pues le estaremos confiriendo al material el aguante que necesita para que permanezca durante décadas.

Aprende este oficio diferente en el SENA SOFIA PLUS.